TESTIMONIOS

ACTIVIDADES

Tomemos cada experiencia por dolorosa que sea, con alegría. Pensemos en que nos da el material didáctico suficiente para la autorrealización.

- Samuel Weor -

Estos son los testimonios de algunos de los cientos de hombres y mujeres de todas las edades, que he acompañado en su aventura de auto descubrimiento, en mis más de 15 años de experiencia como psicoterapeuta y aprendiz en el arte de la comprensión del alma humana.

Así, a través de los que están, rendimos homenaje, a todos los que son. Gracias de corazón por vuestras lecciones, valor y confianza.

PSICOTERAPIA TRANSPERSONAL

TESTIMONIOS

Cuando un día hace ya más de dos años acompañé a un ser querido casi a rastras a la consulta de Maroto, nunca pensé que era yo la que iba a quedarse ahí durante tantos meses. Me dejé caer en aquella casa de El Escorial intentando salvarle la vida a alguien sin saber que dando ese paso me la estaba salvando a mí.

 

En ese momento yo me creía lo suficientemente fuerte para poder con todo lo que tenía encima, una pareja que me maltrataba y humillaba desde hace años verbalmente e incluso en ocasiones físicamente, una hija adoptada recién llegada a la que no sabía si sería capaz de amar como a mi hija biológica, una historia de amor profunda con un hombre casado que me había devuelto a mí misma pero que nos hacía sufrir a ambos.

 

Desde bien pequeña he aprendido a manejarme en la indiferencia de una madre que no sabía quererme, de la que nunca recibí ni un solo abrazo ni beso, que me pegaba y dejaba por las noches a veces en el rellano del bloque donde vivíamos para que no le molestara. Cuando un niño crece en la ausencia de amor se convierte en un adulto inseguro que busca ese amor en nuevas relaciones tóxicas de dependencia que nunca llegan a suplir esas carencias. Y también se crea una coraza que le permite luchar contra vientos y mareas pensando que es indestructible. Pero cuando esa coraza se agrieta, cuando tu terapeuta mete el dedo en la llaga el dolor sale de esa herida a borbotones, como cuando se libera agua de una presa, arrasando por donde pasa, sin control. Ese momento es muy doloroso, cuando después de tantos años te topas de frente con todos tus miedos, tus angustias, tus inseguridades que tú guardabas bien dormiditas dentro de ti.

 

Reaprender a llorar de ojos ya secos, abrir mi corazón a un desconocido, sentir la ansiedad de su ausencia fuera de la terapia, volverme a sentir desvalida y vulnerable, acompañar a mi niña al pasado para abrazarla y mandarle mensajes de amor y confianza, dejar de lado la terrible culpa, sentir tanta rabia, golpear, volver a llorar, dejar que Maroto me acompañe en mi dolor, que ponga su mano en mi pecho cuando la angustia oprime demasiado, tener la fuerza para decir adiós a la persona que quiso anularme y casi lo consigue, perdonarle más adelante, poco a poco dejar que alrededor mío la gente a la que quiero me abrace, decirle a los demás que les quiero, decirle a mi padre lo abandonada que me sentí lejos de él, abrir de nuevo mi corazón, encontrar amigas que me apoyan, amigas que conectan con el amor del que yo estaba tan alejada, dejar partir un amor desde mi amor hacia él, volver a sentir la magia de la vida, poder estar sola y plena, querer estar sola y amar mi soledad, quererme, amar como nunca antes hice a amigos y familia, sentirme bendecida por la llegada de Karen a mi vida y lo que esa llegada supuso en nuestra familia, sentirme mujer liberada, sentirme empoderada, sentir que mi amor hacia mis hijas es infinito e incondicional, querer luchar por ellas lo que no lucharon por mí, para que sean mujeres seguras y plenas. Sentir, José que me has devuelto a la vida, a la vida que estaba dentro de mí esperándome. Abrir los ojos a lo que no veía. Sentirme libre y querida en una nueva relación, sin miedo a la pérdida, pero también sin miedo a amar.

 

La transformación es lenta pero el final es sublime.

 

No hay vuelta atrás en la percepción que tengo ya del mundo, en la confianza que tengo depositada en mí y en lo que la vida puede proporcionarme, aceptando a la vez lo que venga, aun siendo doloroso.

 

Gracias. A ti, a mí, y a todos los que me impulsaron y proyectaron hacia adelante, hacia mi nueva vida.

Sandra

GRUPO DE ALQUIMIA EMOCIONAL

TESTIMONIOS

No hubiera imaginado antes de mi paso por el Grupo el poder de transformación que ofrece el trabajo allí realizado. Conceder al cuerpo la oportunidad de expresarse y liberar emociones contenidas, bloqueadas, temidas o reprimidas ha sido todo un descubrimiento.

 

Sentir desde el primer momento el alivio físico y anímico que me produjo participar activamente no es ni mucho menos lo más valioso que he encontrado en ello. Es solo el comienzo de lo que considero está siendo el descubrimiento de una nueva forma de relacionarme con el mundo y las personas que me rodean, conmigo mismo y con los conflictos que la vida trae. Recuperando el valor y la confianza perdidas, la capacidad de permitirme recibir y ofrecer con gratitud. Y sobre todo, asombrándome con el poder y con la cantidad de energía que conlleva toda emoción, energía que me llena de vitalidad cuando me permito manifestarla de manera adecuada o que por el contrario me limita y llena de sufrimiento cuando no es atendida.

 

También añadiría el valor de haber sido partícipe y testigo de cada sesión y en cada experiencia vivida en el Taller, sea en primera persona o sea a través del trabajo de otros integrantes del grupo. Tomando conciencia de la oportunidad de transformación y la posibilidad de cambio que ofrecen todos los procesos, propios o ajenos, por dolorosos o difíciles de superar que sean. Y haciéndolo de manera conjunta, disolviendo esa especie de frontera personal que adoptamos como identidad y beneficiándonos del acompañamiento y de la mirada del otro, enriqueciéndonos, facilitando una comprensión de lo que esencialmente somos y a menudo perdemos de vista, seres dignos y capaces de vivir plenamente.

 

Gracias a todas las personas que han pasado por el Taller por todo lo que me han enseñado y gracias, José, por acompañarme.

Andrés

El grupo emocional me ha aportado claridad para mis procesos además de darme cuenta de la importancia de las emociones y de aprender a gestionarlas y a entenderlas. Es increíble todo lo que se puede aprender y avanzar si aprendes a entender lo que hay debajo de las emociones no revisadas y no integradas.

 

No puedo estar más contento de lo que estoy de formar parte de él y aprender de él. Es un proceso de aprendizaje en el que vas creciendo poco a poco a tu ritmo y en el que vas aprendiendo de ti mismo y conociéndote cada vez un poquito más. Todo aquello que se dice y se trabaja lo vas viendo reflejado en ti mismo y eso es muy gratificante y esperanzador.

 

Considero que José Maroto facilita el grupo de manera magistral pues es muy respetuoso con todos los asistentes e intenta siempre sacar el máximo de cada uno en la medida de lo posible, con él se crea un ambiente muy familiar y seguro donde la confianza es una parte muy importante. Sus explicaciones y aclaraciones son muy interesantes a la vez que clarificadoras.

 

El balance general es muy positivo en todos los aspectos: el lugar es muy apropiado y accesible, el facilitador es estupendo en todos los sentidos y los asistentes son personas respetuosas, que inspiran confianza y predispuestos a trabajar y evolucionar. ¿Qué más se puede pedir?

Adrián

RESPIRACIÓN HOLOSCÓPICA

TESTIMONIOS

Para mi que soy muy cerebral, este tipo de respiración consiguió en pocos minutos llevarme a otros estados de consciencia, lo que supuso poder encontrar cosas dentro de mi que no intuía. Os lo recomiendo a todos.

Javier S.

Ha sido una experiencia extraordinaria. La hice con el propósito de liberarme de la inseguridad que me aparece en determinadas situaciones y el resultado ha sido totalmente revelador de la causa. Es decir, la falta de energía en el chakra raíz.

 

Desde el inicio de la Respiración mi cuerpo empezó a moverse al ritmo de diferentes maneras, lo que me aportó siempre más sensación de libertad y bienestar.

 

En la fase más aguda del movimiento, se añadió la sensación de montar un caballo al galope, alcanzando libremente una gran velocidad, hasta que me vi encima de carruajes tirados por varios caballos siempre a gran velocidad. Disfrutando al máximo, porque la velocidad me encanta.

 

En resumen, bajo el efecto de le Respiración y por una música extraordinariamente estimulante, mi cuerpo ha disfrutado como pocas veces del ritmo y la velocidad.

Ana

El ojo divino, el ojo creador, la fuente del todo, la flor del universo que abre sus pétalos de luz para emitir la creación en su estado puro. El inicio de todo lo que es. Un rayo creador para todo lo que existe. El rayo que todo lo crea. La fuente emite luz infinita.

 

Llegar a la fuente, llegar a la fuente, ser la fuente.

 

Nuestro rayo de luz reside en nuestro corazón de luz y ansía volver a la fuente para experimentar de nuevo su rayo divino, su rayo inspirador, la razón de su ser. Frecuencias infinitas vagando por un universo de mundos creados que miran al ojo de Dios. La flor de la creación que se mueve invariablemente recorriendo su creación y alumbrando a lo creado para recordarles lo que son: amor y luz en un universo lleno de vida, planetas y existencias que proceden de la misma fuente de amor que nos conecta. Cada ser un hilo, cada rio, cada montaña… hilos de luz de la fuente creadora.

Josean

CÍRCULO DE HOMBRES

TESTIMONIOS

Debido a mi conflictiva interacción con la energía masculina, producto de una biografía marcada por una desastrosa relación con mi padre y con todos los hombres de mi entorno durante mi infancia por el acoso escolar salvaje por el que pasé, nunca en mi vida había estado en ningún grupo de hombres de ningún tipo: ni en equipos de fútbol ni de ningún deporte ni de nada de nada. Los grupos de varones en los que me veía obligado a estar, como mi clase en el colegio o alguna pandilla de niños me marginaban sistemáticamente. Cuando O. me habló del grupo de hombres que lleva José Maroto sentí que algo resonaba en mí profundamente. Seguí mi intuición y me uní al grupo, seguro de que me iba a ayudar a desmitificar la idea catastrófica que me había hecho sobre la energía masculina, Y así fue.

 

Haber dado con un grupo de hombres conscientes (e incluyo a José Maroto como un hombre consciente más del grupo) me ha permitido enfrentarme con viejas heridas y poder sanarlas ya que todos los hombres del grupo son tremendamente respetuosos con los procesos de los demás, y esto es algo que José como psicólogo y experto en dinámicas de grupos maneja y fomenta de manera magistral. Haber podido expresar ante un grupo de hombres los miedos que tenía producidos por los hombres mismos, pero con un resultado distinto al que mi psique estaba acostumbrada ha sido INCREÍBLEMENTE SANADOR para mi proceso de crecimiento personal. Durante las cosas que compartí a veces se me quebró la voz, "confesé" mis cuitas más íntimas, como mi precaria identidad como hombre...y en todo momento me sentí visto, apoyado, comprendido y hasta admirado. Ahora los hombres me ofrecían la comprensión que otros hombres otrora no me dieron, mi padre incluido. Resultó, además, para mi sorpresa, que no era el único que no tenía una noción clara de la identidad masculina. Veo que somos muchos los que hemos tenido problemas con este tema, por cuestiones biográficas distintas. Y verlo fue todo un alivio.

 

Formar parte de este grupo ha sido una experiencia muy sanadora para mí, un hombre en búsqueda de una definición válida de su propia identidad masculina. Ahora tengo que dejar el grupo por circunstancias, pero siento un profundo agradecimiento, sobre todo por José Maroto, que ha creado el contexto necesario para que todos pudiésemos expresarnos y ayudarnos a crecer interiormente los unos a los otros en un espacio consciente de intimidad viril. Pienso además que son muy necesarios los grupos de hombres porque de ciertas cosas sólo se puede hablar a cierto nivel con alguien de tu mismo género.

Gracias a todos, de corazón.

Alex

MEDITACIÓN

TESTIMONIOS

El balance de las cinco semanas con José Maroto iniciándonos en la meditación transpersonal, ha sido absolutamente positivo. Siempre lleva uno en la mochila un cierto escepticismo y un "voy a probar a ver qué pasa", sin saber muy bien cuales van a ser los resultados. Sin embargo, el curso de las cinco semanas en grupo no solo borró cualquier atisbo de escepticismo, sino que además superó con creces mis expectativas. Una transformación silenciosa. Un camino de descubrimiento y transformación. Lo más difícil ser capaz de darme cuenta de que mi mente está divagando y reconducir ​la atención a la respiración.

 

A José, le vi muy implicado en lo que hacía y transmitía que le gustaba. No había practicado nunca meditación, y quizás otras personas puedan dar una visión más amplia sobre cosas que han podido sobrar o faltar. Al carecer de esa experiencia previa, sólo puedo decir que me pareció el formato aplicado perfecto.

Me ha aportado serenidad, un estar presente, un darme cuenta, el tener un bienestar cuya procedencia ignoro al no haber variado nada en mi vida, siendo la única novedad el haberme iniciado en el camino de la meditación. Se lo recomendaría a todas las personas que tengan inquietud, que quieran hacer una pausa en este vivir a toda velocidad y quieran comprobar que la felicidad es un trabajo interior.

 

Diría que han cambiado muchas cosas en muy poco tiempo. Ahora siento que es una necesidad diaria tener mi tiempo para meditar.

Blanca

Mi balance general es muy positivo… me ha proporcionado serenidad y tranquilidad. Lo más fácil es dejarte llevar a una relajación, lo que supone estar alerta para no adormecerte lo cual es la parte difícil, mantener la atención. Ahora procuro ser más consciente y darme cuenta de los juicios que hago ante situaciones que se presentan en el día a día.

 

Me he encontrado muy bien dentro del grupo. Desde mi sentir, José nos ha transmitido un camino para llegar a la calma que por supuesto tenemos que trabajar y del que tenemos que hacer hábito en el día a día. Me parece una persona que transmite y transciende.

 

Yo recomendaría esto a cualquier persona. A todos nos viene bien avanzar en nuestro recorrido, en nuestra búsqueda personal, en encontrar respuestas.

Charo

Una actividad muy útil para conseguir el equilibrio mental y emocional. Me ha encantado la mezcla entre teoría y práctica. Bien equilibrado en mi opinión. De 0 a 10 lo doy un 9. Meditar para equilibrar. Misión cumplida.

 

Se lo recomendaría a cualquier amigo, familiar o compañero que busca mejorar sus relaciones personales y estado mental en general. Tanto los que tienen antecedentes adversos como los que no.

Jason

X