¿Podemos cambiar el mundo?

BLOG | DESCUBRE TU VERDAD

¿Podemos cambiar el mundo?

La inmensa mayoría de los problemas que sufrimos las personas normales tienen que ver con la falta de consciencia de nosotros mismos, o lo que es peor, con nuestro empeño en mantenernos ciegos.

Es por todos sabido que el miedo surge al enfrentar lo desconocido, tememos lo que no comprendemos. La historia de la humanidad confirma esta idea, y, además, alimenta con tragedias al mundo, pues tendemos a destruir con especial violencia aquello (o a quien) nos señala nuestro pánico inconsciente. Conspiramos con nuestra apatía para que la ignorancia y la evitación nos enferme o nos destroce la vida, desencadenando la espiral del sufrimiento:

Tomamos decisiones en base a creencias obsoletas que, aunque nos sirvieron en el pasado, hoy pretenden cambiar algo que ya no existe.

Seguimos enfadados con alguien desde hace demasiado tiempo porque sería muy raro cambiar y dejar de estar molestos de repente.

Nos aferramos a relaciones toxicas porque lo horrible conocido nos parece más seguro que ser libres y disfrutar de nuestra plenitud.

Aún hoy lloramos por alguien que realmente nunca nos quiso, soñando que así algún día, el pasado cambiará y nos compensará.

Mantenemos nuestro papel de víctima porque nos aporta muchas ventajas y nos permite vivir a costa de otros y seguir presumiendo de mediocridad.

Imaginamos conspiraciones interplanetarias para intoxicarnos, alienarnos y esclavizarnos cuando es nuestra propia paranoia la que nos va matando de celo impidiéndonos disfrutar la vida y abrirnos a los que tenemos más cerca.

Nos volvemos espirituales y ecológicos para poder machacar al ignorante que sigue consumiendo alimentos refinados, mientras nosotros nos enfermamos alimentándonos con el refinado ego del mantra.

Nos entretenemos culpando a los demás de nuestra lamentable suerte y así nos hundimos cada vez más en las arenas movedizas de nuestra carencia afectiva.

Jugamos a matarnos lenta e inexorablemente consumiendo droga dura como un niño de ocho años vengándose de papá. A ahogarnos en alcohol esperando a que la madre que no nos respetó nos rescate de la desesperación. Y a asfixiarnos en la espesa niebla del cannabis para intentar difuminar las escenas que más nos angustian cercenando nuestra imaginación.

Nos lamentamos de la injusta vida que nos ha tocado, cuando esa justicia que ansiamos nos acerca más al castigo y la desesperación que tanto tememos.

Seguimos evitando nuestros sentimientos creyendo que nos matarán, cuando es la falta de consciencia de lo que sentimos lo que nos convierte en muertos vivientes.

Rechazamos experiencias saludables porque preferimos no cuestionar nuestra loca percepción.

Permanecemos en relaciones muertas por miedo a la soledad cuando hay un mundo de amor y paz esperando que lo aceptemos.

Practicamos nuestro deporte favorito criticando a los demás, cuando esto nos va desgarrado por dentro y aislando en el infierno de la soledad.

Aguantamos situaciones de abuso porque nos sentimos culpables y creemos que nos merecemos ser castigados indefinidamente. Y luego abusamos de otros para que alguien sienta nuestro intenso dolor y vernos acompañados en la miseria.

Bloqueamos duelos y pérdidas por que alguien nos dijo que sin dolor y sin rabia la vida es muy aburrida, cuando el perdón y la gratitud marcan el principio de una vida plena.

Nos empeñamos en convertir en victimas a los demás para salvarlos de su triste incapacidad mientras nosotros somos consumidos por la ira de la autocompasión.

En definitiva, a esto y a mucho más nos lleva a la ignorancia y al miedo. Nuestros sentimientos, creencias y comportamientos configuran programas que podemos modificar si estamos dispuestos a reconocer que somos algo más que lo que percibimos de nosotros mismos, mucho más.

Observa el significado que das a las situaciones de tu vida y verás lo que tienes dentro, y al tomar consciencia de ti, el cambio se produce. Es una ley universal que lo semejante se atrae, aumenta tu consciencia y lo comprobarás.

¿Quieres cambiar el mundo? ¡¡ Despierta !!

PRÓXIMOS EVENTOS

agosto

Todavía no hay eventos

septiembre

Todavía no hay eventos

octubre

Todavía no hay eventos

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DTV

Recibe por email las nuevas entradas de Blog y las próximas Actividades de Crecimiento.

Utilizamos exclusivamente tus datos personales para los fines descritos arriba. 
No compartimos tus datos con terceros. En cualquier momento puedes modificar o dar de baja tu suscripción. Puedes leer aquí la política de privacidad completa.

José Maroto Mingo
Psicólogo y Psicoterapeuta Transpersonal

CONSULTAS
Zentro SER
c/ Ibiza, 66. (Zona Retiro)
Madrid

+34 606 098 769

info@descubretuverdad.es

ARCHIVOS

Deja un comentario





X